Foro de Rol interpretativo.


    Rule the Night

    Comparte
    avatar
    Alecto
    Invitado

    Rule the Night

    Mensaje por Alecto el Vie Mayo 07, 2010 12:20 am

    El ser humano siempre ha codiciado el poder y la gloria. Los dioses, conscientes de ello y aburridos ante su eternidad, les concedieron el don de manipular la magia a voluntad, hasta cierto límite claro. Los hombres, con el poder de la magia, crearon un ente capaz de concederles un deseo. Dicha entidad, llamada el Santo Grial, fue adoptando personalidad propia, corrompiéndose y consumiéndose en la codicia y arrogancia de quienes lo crearon.

    El Santo Grial no podía ser destruido mediante ninguna arma, pero sí podía romperse si alguien lo deseaba. Sin embargo, cada sesenta años su recipiente se volvía a crear, debido a que era el lapso de tiempo necesario para acumular las energías místicas necesarias para que se manifestara en el Mundo Humano.

    Los Humanos no podían acceder directamente a él, pues el Grial solo se mostraba ante aquellos que consideraba dignos. Es más, el mismo cáliz, caprichoso, proporcionaba a unos pocos elegidos el poder necesario para alzarse victoriosos en la lucha: los Servants, espíritus de guerreros caídos, héroes, heroínas o seres viles que vivieron una vez y a los que se les concedía una nueva oportunidad para llevar a cabo algo que no pudieron hacer en vida. Por su parte, también albergan sus propios deseos, y a diferencia de los Humanos, el Grial sí que los consideraba dignos de su presencia.

    Desde entonces, aquellos Humanos a los que se les concedía el privilegio de conjurar a un Servant, se les llamaba Masters.

    Se desconocen con exactitud las fechas de la primera guerra por el Grial, pero una cosa sí que estaba clara: sólo las familias que poseyeran grandes dones mágicos eran dignas para ser elegidas por el Grial.

    Pasaron los siglos y cada vez eran menos los humanos que participaban en la Guerra, ya que se fueron creando normas para controlar la situación y silenciar las consecuencias de participar en la Guerra, puesto que el precio que había que pagar por obtener el deseo, bien fuera el del Master o el del Servant, era demasiado caro.

    Eso no era todo.

    Con cada nuevo deseo concedido, el Grial fue corrompiéndose gradualmente hasta que, desbordado por las intenciones perversas de los Masters, creó una realidad alternativa del mundo real, en la que modificó las reglas divinas con las que fue conjurado, para alterar la nueva realidad como quisiera.
    Ahora, gracias a su poder, cualquier Humano con talento podría invocar a los poderosos espíritus guerreros.

    Actualmente, lo único que se sabe es que el Grial permanece al acecho, aguardando el instante en que vuelva a ser conjurado, mientras los hilos de la red que ha tejido atrapan a sus presas, dejándolas indefensas como simples marionetas en su teatro. Cada instante que pasa, está más cerca de lograr su objetivo.

    Sin embargo, el verdadero motivo que se esconde detrás de él, lo que realmente le impulsó a hacer todo lo que hizo, sigue siendo un misterio.


      Fecha y hora actual: Lun Dic 18, 2017 5:38 pm